Inicio Artículos ¿Por qué caemos en el consumo de drogas?

¿Por qué caemos en el consumo de drogas?

8 minuto leer
Comentarios desactivados en ¿Por qué caemos en el consumo de drogas?
0
38


Durante las últimas décadas se ha puesto un gran interés en las causas del consumo de drogas en nuestra población y son muchas y muy diversas las explicaciones teóricas que se han dado al respecto. En términos generales, existe el consenso, aunque con diferentes matices, de que son los factores sociales los más influyentes tanto en el inicio como en el mantenimiento del consumo de drogas. En segundo lugar, se relacionan los factores psicológicos y en tercer lugar los factores biológicos. Más adelante explicaremos de forma concreta qué engloba cada uno de estos factores.

Dentro del grupo de factores sociales podemos diferenciar el nivel microsocial y macrosocial.

El nivel microsocial se refiere a aquellos contextos más cercanos en los que la persona participa directamente, mientras que el nivel macrosocial englobaría factores externos al individuo como el carácter socioeducativo y cultural que influyen en la calidad de vida de cada persona.

Por tanto, ¿Cuáles son los factores sociales que más repercusión tienen sobre las personas para que se inicien en el consumo de drogas?

En primer lugar, y en el nivel microsocial, podemos nombrar la influencia del grupo de amigos, ya que la pandilla es un marco de referencia que ayuda a afianzar la identidad y en la cual se satisface el sentimiento de pertenencia, lo cual es una necesidad básica en las personas. Por tanto, ante la necesidad de ser aceptados, algunas personas recurren a estrategias como el consumo de alcohol como un medio para desinhibirse y así sentir que socializan mejor ya que pueden percibirse como personas con escasas habilidades sociales. Otras personas sin embargo son sometidas explícitamente a una presión de grupo de modo que, si no se comportan como el resto de miembros y no consumen, el grupo les rechazará.
Otros factores relevantes para el inicio del consumo son aquellos que engloban al núcleo familiar. En concreto podríamos nombrar los estilos educativos inadecuados, como la ambigüedad en las normas familiares, el exceso de protección o la falta de reconocimiento por parte de los familiares; la falta de comunicación en la familia, lo cual favorece el aislamiento y dificulta tanto la expresión de sentimientos como el desarrollo personal; y por último el consumo familiar de alcohol u otras drogas configurándose así un modelo de ocio o de gestión emocional perjudicial.

En el nivel macrosocial encontramos factores como la fácil disponibilidad y accesibilidad a las sustancias; la aprobación social que gira en torno a las mismas y en particular a las drogas legales como es el alcohol; la influencia de la publicidad ya que los anuncios asocian la bebida con valores y estímulos atractivos como la amistad, el sexo o la aventura entre otros; y, por último, la asociación del alcohol y otras drogas con el ocio y la diversión: la utilización que se hace del tiempo libre se relaciona con el nivel de riesgo ante el consumo de sustancias.

Los factores psicológicos y personales suponen también un papel central en los inicios de las personas en la dinámica de consumo. Dentro de esta categoría es importante destacar las dificultades personales que atraviesa la persona unidos a unas escasas estrategias para resolver los conflictos, de modo que el consumo de drogas intenta compensar o aliviar dichos problemas.

Por otra parte, en este tipo de factores influye además la desinformación y prejuicios, es decir, la falta de conocimiento o la información errónea sobre la naturaleza de las drogas.
En artículos anteriores hemos abordado este tema, en concreto en la revista SaludHable del mes de Mayo de 2018.

En la actualidad la intervención psicológica en este tipo de dificultades se ha desarrollado muy favorablemente, lo cual significa que es un problema que tiene solución, siendo una cuestión de trabajar los recursos personales y del contexto necesarios para revertir dicho consumo.

Si bien, la labor de prevención es esencial en estos tiempos ya que ayuda a proporcionar más información al respecto, así como poder estar alerta en el caso de que puedan existir sospechas de un problema de consumo de drogas tanto propio como ajeno.

En general, el consumo de sustancias se utiliza como vía de es-cape ante una situación de insatisfacción vital. Por ello, la terapia psicológica conforma una vía fundamental para poder elegir como vivir en bienestar teniendo recursos para afrontar aquello que pueda venir.

Alba Atienza |Mar Boada | Cristina Luzón
Centro de Psicología AtienzaBoada
www.atienzaboadapsicologia.com

  • Mindfulness | Reflexiones & sugerencias

    El Mindfulness consiste en el cultivo de la conciencia de la mente y el cuerpo para aprend…
  • Modelos de familia dañinos

    La crianza de los hijos supone todo un reto. Tanto es así que ha sido motivo de estudio ps…
  • Desmitificando las drogas

    Si hay algo por lo que nos caracterizamos las personas es porque cada una tenemos nuestra …
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por admin
Cargue Más En Artículos
Comentarios cerrados

Mira además

Saludhable 75 | Agosto 2019