Inicio PSICOLOGÍA MI HIJO NO ESTUDIA, FRACASO ESCOLAR

MI HIJO NO ESTUDIA, FRACASO ESCOLAR

8 minuto leer
Comentarios desactivados en MI HIJO NO ESTUDIA, FRACASO ESCOLAR
0
14

Cada vez más padres acuden a consulta preocupados por una realidad que marca el futuro de sus hijxs y el presente de la dinámica familiar. En concreto hablamos del fracaso escolar, como un aspecto que afecta a un porcentaje significativo de la población infantil. Éste recoge la idea de la falta de resultados positivos en las evaluaciones escolares, no cumpliendo por tanto con el criterio marcado para aprobar las distintas materias. Este indicador es una señal clara para los padres y madres de que hay algo que está fallando en el buen desarrollo de las capacidades de los más pequeños convirtiéndose en una fuente de angustia y preocupación importante. Por supuesto, cuando se recoge dicha realidad los adultos elaboran distintas hipótesis del por qué del mal rendimiento entre las que nos encontramos ejemplos:

· “Es un vago, no le da la gana estudiar y solo quiere divertirse”

· “En la actualidad hay muy poca mano dura en la educación, los chavales no se esfuerzan porque se les tolera todo”

· “Yo ya no se que hacer con ella, con su hermana fue más fácil, con poquito se le quedaba pero con ella no hay manera”

Estas frases son un ejemplo de posibles creencias que se activan en los padres. La realidad del fracaso escolar no se debe a un solo factor, sino que es multifactorial, recoge el valor del esfuerzo, la coherencia con las obligaciones, el valor de la educación, hábitos, metodología de estudio… Es un error que nos planteemos que dicha responsabilidad viene de forma o que se debe simple o llanamente a que los menores quieran o no quieran afrontar el estudio. Va más allá de todo eso y tiene que ver con cómo se posicionan esto a nivel vital, con sus valores, sus objetivos.
Como padres, tenemos la importante tarea de enseñar a los niños a adquirir aprendizaje, y por supuesto esto luego se aplicará al campo de los estudios. Al final esta importante área se refuerza desde el entorno escolar (con los profesionales que nos enseñan cómo estudiar de forma efectiva) y desde casa, desde el seguimiento de las dificultades y de las estrategias puestas en marcha para reforzar los contenidos.

Para optimizar el estudio es importante que tengamos en cuenta varias variables:
· En primer lugar es importante que haya un objetivo. Las personas no nos movilizamos si no vemos claro que nos sirve para algo. Relacionar que termine su curso escolar bien con lo que quiere hacer en el futuro, con que el día de mañana pueda elegir qué quiere ser… es decir que vea la finalidad es fundamental para que invierta en dicho esfuerzo.

· Tiene que haber un espacio específico orientado al estudio y procuramos que no haya otros distractores cerca que disminuyan su concentración. En cada menor hay que revisar cuales son las condiciones que se ajustan a sus necesidades concretas.

· Es importante generar un plan de estudio ajustado con horarios y materias. De esta manera no dejamos a elección del menor el momento de ponerse porque es probable que lo posponga. También es interesante confeccionar un calendario donde se van recogiendo todas las materias, trabajos, exámenes etc. para dicha planificación a medio y largo plazo.

Desde que es pequeño tenemos que fomentar su autonomía para que pueda responsabilizarse de esta área y sentirse competente y seguro. Es importante supervisar que no controlar. Especialmente son importantes dos momentos: el comienzo del estudio (donde organizamos las materias a elaborar y planificamos el trabajo) y el final del estudio (donde hacemos seguimiento de lo realizado, le reforzamos y damos pautas para mejorarlo si fuera necesario) Además es importante que reforcemos los pequeños cambios que vaya realizando para motivarle y que le premiemos por su esfuerzo. Estos son ejemplos de variables importantes que tenemos que cuidar para fomentar unos hábitos de estudio adecuados. Dichos hábitos tienen una gran influencia en el éxito del menor a la hora de rendir de forma efectiva con sus estudios.

También se hace necesario trabajar una buena metodología de estudio y recursos prácticos que le faciliten incorporar y consolidar el aprendizaje (lectura comprensiva, resúmenes, esquemas…). A través de esa vía se sienten más eficaces y capaces de trabajar los contenidos.

Mar Boada, Rafael Enríquez y Alba Atienza
Centro de Psicología AtienzaBoada

  • Ablah

    Ablah es una aplicación para el iPhone, iPod e iPad que ayuda a personas con problemas de …
  • Actividades extraescolares, en su justa medida

    Como padre, usted quiere lo mejor para su hijo y las actividades extraescolares ofrecen la…
  • CurioCOSQUILLAS

    No existe nada en el mundo tan irresistiblemente contagioso como la risa y el buen humor. …
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Ablah

    Ablah es una aplicación para el iPhone, iPod e iPad que ayuda a personas con problemas de …
  • SALUDHABLE 54

    54 saludhable …
  • Unas vacaciones de miedo – Literatura juvenil

    Una divertida historia que nos cuenta lo que le sucede a una niña llamada Juanita Sin Mied…
Cargue Más Por admin
Cargue Más En PSICOLOGÍA
Comentarios cerrados

Mira además

Ablah

Ablah es una aplicación para el iPhone, iPod e iPad que ayuda a personas con problemas de …