Inicio PSICOLOGÍA Las disfunciones sexuales masculinas

Las disfunciones sexuales masculinas

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Las disfunciones sexuales masculinas
0
41

La respuesta sexual humana se divide en distintas fases: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución.

Las disfunciones sexuales consisten en una respuesta sexual inadecuada que impide a la persona realizar el acto sexual con normalidad y tener una vida erótica plena.

Las causas de las disfunciones sexuales pueden ser orgánicas o psicológicas. Entre las causas orgánicas más frecuentes se encuentran algunas enfermedades como la hipertensión, la hipercolesterolemia, problemas renales, diabetes, esclerosis y algunos tumores, entre otras. También pueden deberse a problemas endocrinos o déficits hormonales. Por último el consumo de alcohol, drogas y algunos fármacos también pueden estar relacionados con un funcionamiento sexual inadecuado.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, las causas de las dificultades sexuales no responden a problemas físicos sino que son más bien producto del miedo al fracaso, la ansiedad ante la situación sexual, actitudes negativas hacia el sexo, tabús y creencias erróneas, conflictos en la relación de pareja, escasas habilidades sociales y sexuales, problemas de comunicación con el compañero/a o incluso haber sufrido alguna experiencia traumática.

Las principales disfunciones sexuales en los varones son las siguientes:

  1. Disfunción Eréctil: se trata de una incapacidad persistente o recurrente para obtener y mantener una erección lo suficientemente firme hasta el final de la actividad sexual. Es una dificultad que surge en la fase de excitación de la respuesta sexual del hombre, es decir, puede existir un deseo adecuado pero no se produce el reflejo de erección.
    Existen muchas diferencias entre unas personas y otras, así pues, hay hombres que no pueden alcanzar una erección durante los momentos anteriores al acto sexual, otros la pierden justo en el momento de la penetración, otros logran la penetración pero pierden la erección…también es posible que surjan problemas de erección con algunas compañeras y no con otras. En general, la función de la erección se ve bloqueada en el momento en que el hombre es víctima de la ansiedad.

  1. Eyaculación precoz: es posiblemente la más frecuente de las disfunciones sexuales masculinas y corresponde a un trastorno de la fase orgásmica Consiste en la incapacidad para ejercer un control voluntario sobre el reflejo eyaculador, con el resultado de que una vez que se está excitado sexualmente se alcanza el orgasmo con mucha rapidez. En ocasiones ocurre antes de la penetración y en otras poco después de la misma, provocando que las relaciones sexuales no resulten satisfactorias.

  1. Eyaculación retardada: al igual que en el caso anterior, se trata de una disfunción sexual de la fase orgásmica. En éste caso, el hombre experimenta un deseo sexual adecuado y puede lograr una erección firme pero es incapaz de eyacular aunque desee intensamente la relajación orgásmica y aunque la estimulación que recibe sea más que suficiente para disparar el orgasmo.

Tener una vida sexual sana y satisfactoria es esencial para tener una buena autoestima, una relación de pareja saludable y unos niveles adecuados de felicidad.

Una buena comunicación con la pareja, vivir nuestra sexualidad sin exigencias y cuestionarnos determinadas ideas y mitos sexuales son pasos importantes para lograr vivir nuestro erotismo de manera satisfactoria. Si existe alguna dificultad en este sentido que no se ha conseguido resolver tras intentarlo, puede requerir la intervención de un profesional.

La psicología cuenta con herramientas de probada eficacia para resolver estas y otras dificultades relacionadas con el ámbito sexual y ayudar a la pareja a gozar con su sexualidad.

Paloma Suárez Valero
Alicia Martín Pérez
www.psicologosaranjuez.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por admin
Cargue Más En PSICOLOGÍA
Comentarios cerrados

Mira además

La importancia de comer pan

Los médicos de familia recomiendan una ingesta de pan diaria entre 220 y 250 gramos, a pes…