Inicio Artículos La magia del alargamiento de gemelos

La magia del alargamiento de gemelos

5 minuto leer
Comentarios desactivados en La magia del alargamiento de gemelos
0
153

La contractura de los gastrocnemios (músculos gemelos de la pierna), está cada vez más reconocido como una causa subyacente de los trastornos dolorosos del pie y el tobillo.

El aumento de la presión por debajo de la parte delantera del pie y los síntomas en la parte posterior del pie y el tobillo se producen como consecuencia de un desequilibrio biomecánico. El acortamiento adaptativo de los gastrocnemios puede ser tratada por un programa de estiramiento, pero en los casos que no se encuentra alivio con los tratamientos alternativos, puede estar indicada un alargamiento quirúrgico de los gemelos (gastrocnemios).

Indicaciones
Un alargamiento de los gastrocnemios está indicado para pacientes que tienen una opresión en los músculos de la pantorrilla (gemelos), y ha fracasado el tratamiento no quirúrgico. Esta tensión se denomina gemelo contracturado en equino.

Una contractura en equino de los gastrocnemios se caracteriza por la incapacidad para llevar la articulación del tobillo a una posición neutral (ángulo recto con la pierna) con la rodilla recta (Figura 1). En lugar de “caminar de puntillas” la mayoría de la gente de una forma natural e inconsciente, compensa la contractura en equino para tener más movimiento a través de la articulación del tobillo (produciendo una pronación compensatoria). Muchos gemelos contracturados en equino son muy leves y los pacientes suelen no presentar sintomatología, sin embargo, esta compensación media del pie a menudo conduce a un aumento de la carga repetitiva de varias estructuras en el pie al estar de pie y caminar. Por lo tanto, la presencia de una contractura en equino puede predisponer al desarrollo de ciertas afecciones de los pies, como fascitis plantar, una deformidad del pie plano adquirido del adulto, juanetes, e incluso metatarsalgias (dolor en la zona plantar del pie). A menudo, un programa regular de estiramiento de la pierna (con la rodilla estirada) puede llevar a un éxito como tratamiento no quirúrgico. Sin embargo, en algunos casos el tratamiento quirúrgico (a menudo combinado con otros procedimientos) está indicado. Las contracturas de los gastrocnemios se pueden desarrollar, ya sea por:

· Una predisposición hereditaria (nuestros ancestros evolutivos tenían contracturas en equino).
· Envejecimiento, que tiende a hacer que los músculos se pongan rígidos.
· Las condiciones médicas como la diabetes pueden causar que los músculos se endurezcan.
· La inmovilización del tobillo después de un traumatismo, sobre todo si el tobillo se estabilizara en equino (hacia abajo).

Tratamiento quirúrgico:
Se puede realizar por diferentes procedimientos, pero la técnica más utilizada en la actualidad es por cirugía mínimamente invasiva, pudiendo salir andando del quirófano, mínimas molestias y con anestesia local. La magia se produce cuando el pie se libera del acortamiento de los gastrocnemios, volviendo a su estado natural sin tensión.

Prof. Dr. Joaquín Óscar Izquierdo Cases
Catedrático de cirugía del pie
Centro Clínico Quirúrgico Aranjuez

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por admin
Cargue Más En Artículos
Comentarios cerrados

Mira además

Saludhable 76 | Septiembre 2019

76-septiembre-2019-2Descarga …