Inicio PSICOLOGÍA La autocompasión. La actitud de la comprensión y el perdón

La autocompasión. La actitud de la comprensión y el perdón

7 minuto leer
0
0
212

En un artículo pasado recogimos el valor del Mindfulness. Es una disciplina y filosofía de vida basada en la aceptación de las emociones, los pensamientos y sensaciones corporales. Recoge la actitud de tolerancia y observación de uno mismo y de los demás sin juzgar, desde el permiso y la aceptación.

Desde que somos pequeños desarrollamos la capacidad de “la autocrítica”, que tiene que ver con relacionarnos con nosotros mismos desde la exigencia y la culpa, desde ver la equivocación como una alternativa no posible, no permitida. La autocrítica es buena en la medida en que nos ayuda a responsabilizarnos de lo que no hemos gestionado bien siempre y cuando fuéramos comprensivos con nosotros y tolerantes. Desde la socialización y nuestra cultura hemos aprendido que el fallo es señal de fracaso, que no podemos mostrar vulnerabilidad a las personas de nuestro entorno, que tenemos que ser siempre exitosos y que valemos en función de lo que hacemos y no de lo que somos. La autocrítica seguida del castigo interno y de mensajes dañinos hacia nosotros genera culpa y minusvaloración propia.

El mindfullness nos ayuda a diferenciar entre dos conceptos que son contrarios a la autocrítica: La autoindulgencia y la autocompasión.

El primero tiene que ver con el permitirnos todo, el no resposabilizarnos de nuestras acciones ni tomar medidas cuando nos equivocamos, implica funcionar desde “el todo vale”. Cuando somos autoindulgentes no avanzamos, responsabilizamos a los demás de nuestros problemas y vamos generando “un efecto bola de nieve” en nuestra vida que nos hace sentirnos insatisfechos y poco ca-paces. Y claro, esto tiene que ver con nuestro bajo compromiso con el cambio y con una actitud ante la vida de inmadurez. La autocompasión, a su vez, es un concepto que genera rechazo por la falsa idea de que nos posiciona en el victimismo. Nada que ver, ¡ójala aprendiéramos a movernos desde esta actitud desde la infancia! Nos permite tratarnos desde el respeto y el cariño, desde el consolarnos y valorarnos independientemente de los éxitos. Tiene que ver con varios elementos:

• Quererse incondicionalmente: Haga lo que haga tengo un amor incondicional hacia mí que no puedo borrar.

• Bondad con uno mismo: Acercarme con amabilidad hacia mi mismo y comprenderme.

• Permitirme fallar y no machacarme desde la crítica.

• Aceptar las tendencias propias (lo que no implica que nos conformemos con lo que no nos gusta, pero aquello que no se puede modificar lo dejamos estar y vemos para que nos sirve en positivo).

• No juzgarse.

• Humanidad compartida: El sufrimiento y la inadecuación personal es algo que todos pasamos y vivimos. No solo le pasa a uno. Entender esto me permite no situarme en el victimismo (todo me pasa a mi), lo cual no me ayuda a cambiar mi vida.

• Perdonarse: Vivimos en el pasado continuo de lo que no hicimos bien. Perdonarme, entender porque me equivoqué, continuar avanzando en mi camino es básico para estar en bienestar.

La autocompasión nos ayuda a reconocer la esencia propia, a valorarnos por lo que somos.

Genera una sinergia donde me cuido y también cuido a los demás (siempre y cuando me aplique a mí mismo y a los demás estos mismos conceptos). Me permite tomar medidas sobre mi vida para encauzarla desde el respeto y la tolerancia. Si fuéramos más compasivos con los demás y autocompasivos no recurriríamos a la evaluación externa como medida para sentirnos capaces, nos querríamos incondicionalmente y podríamos avanzar más rápido y con menos sufrimiento cuan-do nos toca aprender desde el ensayo y error.

El mindfullness nos pone delante una actitud de vida que facilita que podamos trabajar nuestra autoestima y tratarnos con mimo y cariño. ¡Qué bonito vivir desde el permiso y la valoración propia! En definitiva…desde la Autocompasión.

Mar Boada Pérez
Alba Martínez-Atienza
Centro de Psicología
AtienzaBoada

Cargue Artículos Más Relacionados
  • Sal – Beneficiosa en cantidades controladas

    La sal es usada como condimento en comidas para otorgarlas un gusto específico desde hace …
  • Antojos de comida

    Los antojos de comida es una forma de que tu cuerpo te diga que necesitas unos elementos p…
  • Alergias

    Las alergias son algo muy común que, o bien padeces tú mismo, o bien conoces a alguien que…
Cargue Más Por admin
  • Motivación para aprender

    En todo lo que tenga que ver con el aprendizaje (contexto académico, deportes, aficiones, …
  • Miedo patológico a estar enfermo

    La salud es uno de los nuestros principales temas de preocupación. Estaremos de acuerdo en…
  • ¿Quién soy? Cuestión de identidad

    No tenemos tiempo para pensar. Funcionamos como robots, por inercia. Así nos sentimos capa…
Cargue Más En PSICOLOGÍA

Deja un comentario

Mira además

Sal – Beneficiosa en cantidades controladas

La sal es usada como condimento en comidas para otorgarlas un gusto específico desde hace …