Inicio Artículos Enfermedades alérgicas en primavera

Enfermedades alérgicas en primavera

5 minuto leer
Comentarios desactivados en Enfermedades alérgicas en primavera
0
321

Conocer el nivel de pólenes y seguir los consejos de los especialistas ayudan a las personas alérgicas a minimizar los efectos de la primavera.

De la mano del buen tiempo también llega un aumento en el aire del polen y otros contaminantes ambientales que contribuyen a potenciar algunos alérgenos y provocar un incremento de la incidencia de las enfermedades alérgicas. Asma, conjuntivitis o dermatitis, además de otras enfermedades infecciosas, son algunas de ellas, que afectan tanto a los más pequeños como a los adultos.
En España, hay más de 10 millones de personas alérgicas para las que la primavera no es la mejor estación. Asma, rinitis alérgica estacional (fiebre del heno o polinosis), conjuntivitis y dermatitis son algunas de las enfermedades que, de forma conjunta o por separado, aumentan su incidencia con la llegada del buen tiempo.

ALERGIA1
Se estima que cerca del 80% de todos los casos de asma tienen un origen alérgico y, aunque las personas asmáticas pueden sufrir ataques en cualquier época, son más comunes que se produzcan en este tiempo. La rinitis alérgica afecta al 10%-20% de la población cada primavera y, de estas personas, el 50% tiene conjuntivitis asociada, por lo que también se denomina rinocon-juntivitis alérgica.

En España, hay más de 10 millones de personas alérgicas para las que la primavera no es la mejor estación.

Recomendaciones para personas alérgicas:

Seguir la pauta médica, tal y como la ha prescrito el especialista. Consultar al profesional sanitario en caso de tener que realizar un viaje y tomar las medidas oportunas. No conducir si se toman antihistamínicos, pues provocan somnolencia.

Utilizar gafas de sol lo más envolventes posibles, ya que evitan la entrada de polen en los ojos y alivian las irritaciones oculares.

Usar aspiradores con filtro HEPA, como mínimo una vez por semana por lugares susceptibles de acumular polvo: el colchón, muebles, alfombras, sofás y libros.

Utilizar ropa de cama antialérgica.

Colocar filtros en el aire acondicionado para impedir que el polen
entre en casa.

ALERGIA2

Ventilar bien el dormitorio y mantenerlo con la temperatura algo baja y seca. Los ácaros del polvo son muy persistentes y se multiplican mejor cuando hay una relativa humedad del
aire entre 75% y 80% y una temperatura de por lo menos 21 °C. Son escasos en lugares secos, y mueren cuando la humedad del aire baja de entre el 40% y el 50%.

Emplear un trapo humedecido para quitar el polvo e, incluso,
pulverizar el dormitorio con agua antes de acostarse para que los pólenes se depositen en el suelo.

Eliminar el moho que se desarrolla en cuartos de baño o detrás
de los muebles.

 

  • Sombrica

    Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…
  • Mueve el coco. Sombrilla para refrescos

      Necesitas: •Cartulina •Tijeras •Pegamento •Palitos de madera Cómo hacer: Marca con …
  • El pensamiento, llave a la felicidad

    Cómo interpretamos lo que pasa y lo que nos ocurre tiene un impacto muy potente sobre nues…
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Sombrica

    Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…
  • Mueve el coco. Sombrilla para refrescos

      Necesitas: •Cartulina •Tijeras •Pegamento •Palitos de madera Cómo hacer: Marca con …
  • El pensamiento, llave a la felicidad

    Cómo interpretamos lo que pasa y lo que nos ocurre tiene un impacto muy potente sobre nues…
Cargue Más Por admin
Cargue Más En Artículos
Comentarios cerrados

Mira además

Sombrica

Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…