23 febrero, 2019

Salud, ocio y bienestar

Decálogo de belleza para el verano


El verano supone un reto a la hora de mantener las rutinas de los tratamientos de belleza. El sol, el mar, el cloro de las piscina, los viajes, los cambios en la alimentación, dormir tarde o la falta de tiempo para seguir los tratamientos pueden dar al traste con los cuidados mantenidos a los largo del año.

Por ello, te hemos preparado un decálogo para este verano, con el objetivo de que tus vacaciones se conviertan en el mejor tratamiento de belleza.

1. Comenzar el verano con una piel preparada es primordial: Realizar una exfoliación tanto en facial como en corporal nos ayudará a aportar defensas a la piel, además de ayudar a fijar un bronceado mucho más uniforme.
2. Tratamientos específicos: Hidratar y proteger. Activos antioxidantes (vitamina C) nos ayudarán a preparar la piel antes de la exposición solar para evitar las manchas. Utiliza fotoprotectores en todo el cuerpo en especial en las zonas más expuestas, cara, cuello, manos… Evitarás quemaduras, la aparición de manchas y el temido envejecimiento prematuro. Hidrata tu piel después de la exposición solar, dale mimos, ten en cuenta que es el traje que protege tu organismo.
3. En verano hay que cuidar especialmente las pieles mixtas y grasas, puesto que, aunque parece que los granitos y los brillos desaparecen con la exposición solar y los baños en el mar, realmente el calor activa la proliferación de los acnés, además de aumentar la secreción sebácea pudiéndose producir un efecto rebote.
4. No utilizar perfumes durante la exposición solar debido a que algunos pueden ser fotosensibilizantes y pueden provocar dermatitis de Berloque.
5. Para mantener la piel hidratada y luminosa durante todo el verano, puedes realizarte un tratamiento con activos como el ácido hialurónico y vitaminas, o un tratamiento de carboxiterapia que activa el colágeno vital aportando a la piel tersura y luminosidad, además es antiinflamatoria y descongestiva.
6. Es conveniente cambiar las texturas de nuestros cosméticos a más ligeras, ya que se adaptan mejor a nuestra piel en la época estival.
7. No sólo debemos hidratarnos por fuera, también por dentro, bebe de 1,5 a 2 litros diarios de agua y bebidas isotónicas para reponer electrolitos e iones, además de aumentar la ingesta de frutas con alto contenido en agua como el melón o la sandía.
8. Evita hacer deporte y exponerte al sol en las horas críticas de 12:00 a 17:00.
9. Los maquillajes también deben de ser en texturas ligeras, fluidos y cremas de color. Recuerda que es muy importante siempre aplicarlos encima de tu crema habitual, aunque en las indicaciones de las cremas de color ponga que no es necesario, sí que lo es, evitarás la deshidratación, además de fijarlo mejor.
10. Desmontando tópicos… Los exfoliantes faciales y corporales NO ELIMINAN EL BRONCEADO. Si la piel está cuidada, libre de células muertas e hidratada, el bronceado, no sólo fijará mejor si no que perdurará mucho más en el tiempo.

¡QUEDA INAUGURADO EL VERANO! ¡Prohibido NO disrutarlo!
María Rosa
Ergoestética

Puede que te hayas perdido