Inicio PSICOLOGÍA Consumo ¿Necesidad o elección?

Consumo ¿Necesidad o elección?

5 minuto leer
Comentarios desactivados en Consumo ¿Necesidad o elección?
0
257

Vivimos en una sociedad que contempla el consumo como una vía principal de regulación y de crecimiento. Claro que necesitamos consumir, tenemos necesidades básicas que necesitan ser cubiertas y para ello tenemos que buscar esos productos fuera. Necesitamos alimentarnos, comer, disponer de un espacio donde vivir, vestirnos… El problema no es que consumamos, la dificultad aparece cuando éste se convierte en una forma de vida, cuando lo utilizamos como una vía de regulación del malestar (compro para que se pase la tristeza, la ansiedad). Además relacionamos consumo con señal de estatus, este concepto recoge la importancia que tiene para nosotros la imagen que proyectamos en la sociedad, como nos evalúan y como nos evaluamos. Estatus a parte de clase y posición social tiene que ver con autoestima, con la valoración que hacemos de nuestra valía y de lo que somos.

Hay personas que desde un bajo autoconcepto necesitan regularse desde lo material. Gracias a lo material “aparentan” dar una sensación de éxito, de poder y eso les hace sentir seguridad y control sobre su vida. Nada más lejano a la realidad. La seguridad y la valía personal la alcanzamos gracias al reconocimiento de nuestras fortalezas, de lo que nos gustan de nosotros, nuestras potencialidades. La máscara de lo material solo busca ese refuerzo externo (gustar) y también interno (gustarnos) desde lo superficial, no desde quiénes somos. No se trata de que eliminemos lo material de nuestra vida y no le encontremos utilidad, si no que ajustemos su significado en nuestra biografía, que le demos un papel que nos sume pero que no nos reste ante su ausencia. Por ejemplo, puede encantarme tener un Mercedes, porque considero que tiene un gran motor, unas características de diseño y estructura que me facilitan confort, pero también podría tener otra marca y sentirme satisfecha con mi coche.

No es fácil gestionar el consumo de manera razonable, ya que por un lado, está muy ligado a lo cotidiano, a lo que vemos diariamente y promovemos consciente o inconscientemente, pero también nuestro estilo de vida y el poco tiempo que disponemos para cultivar aficiones o espacio para nosotros no nos permite buscar más allá de lo material. Por ejemplo, cada vez es mayor el porcentaje de niños que no sabe jugar con elementos más allá de las nuevas tecnologías. Los adultos necesitamos recurrir a vías como compras, consumo de alcohol y cenas, experiencias deportivas, cine….

Que importante poder disponer de más estrategias de disfrute y de placer que solo lo material. Somos más allá de lo que compramos.

 

Mar Boada Pérez
Alba Martínez-Atienza
Rafael Enríquez Alonso-Villalobos
Centro de Psicología AtienzaBoada

  • Sombrica

    Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…
  • Mueve el coco. Sombrilla para refrescos

      Necesitas: •Cartulina •Tijeras •Pegamento •Palitos de madera Cómo hacer: Marca con …
  • El pensamiento, llave a la felicidad

    Cómo interpretamos lo que pasa y lo que nos ocurre tiene un impacto muy potente sobre nues…
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Sombrica

    Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…
  • Mueve el coco. Sombrilla para refrescos

      Necesitas: •Cartulina •Tijeras •Pegamento •Palitos de madera Cómo hacer: Marca con …
  • El pensamiento, llave a la felicidad

    Cómo interpretamos lo que pasa y lo que nos ocurre tiene un impacto muy potente sobre nues…
Cargue Más Por admin
Cargue Más En PSICOLOGÍA
Comentarios cerrados

Mira además

Sombrica

Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…