Inicio PSICOLOGÍA Asertividad

Asertividad

4 minuto leer
Comentarios desactivados en Asertividad
0
123

Entendemos la asertividad como la capacidad para manifestar lo que se piensa, se siente o se quiere sin ofender a los demás, buscando el respeto de los propios derechos y el de los otros.

La persona asertiva es capaz de manifestar afectos tanto positivos como negativos de manera tranquila, manteniendo las relaciones personales en buenos términos. Sabe pedir ayuda, prestarla y también negarse cuando lo considera oportuno, negociar y ser flexible para poder conseguir lo que quiere, hacer y recibir cumplidos, hacer y recibir críticas de manera adecuada.
Como contraposición a las conductas asertivas encontramos las conductas pasivas y las agresivas.

Las personas con una actitud pasiva tienden a dar más validez a los deseos y necesidades de los demás que a los propios, no saben defender sus derechos, ni son capaces de manifestar lo que no les gusta o molesta por temor a ofender al otro. Las agresivas ponen sus deseos por encima de los derechos de los otros, no respetan a los demás, no son flexibles y tratan imponer su voluntad.

En el primer caso, pueden ser apreciados por los que le rodean, pero al no ser capaces de defender sus derechos y conseguir sus metas, pueden sentirse tristes, apáticos y minusvalorados.
En el segundo, probablemente consigan sus objetivos pero es difícil que establezcan relaciones positivas y cercanas, a menos que los demás se dobleguen a sus deseos.

Todos nosotros somos asertivos en algunos aspectos de nuestra vida, y tenemos dificultades en serlo en otros. La asertividad no es una característica innata sino que es aprendida, producto de nuestra historia de vida. Podemos, por tanto, aprender a ser más asertivos en aquellas áreas en que tengamos dificultades.
Para ello es importante que cada uno identifique las dificultades que tiene para sentirse bien en contextos sociales, en una posición de igualdad y respecto a los demás, siendo capaz de cumplir sus objetivos sin dañar al otro.
Identificar pensamientos negativos acerca de nosotros mismos, de los demás, o de las posibles consecuencias de nuestros actos, así como exponernos gradualmente a situaciones que puedan generarnos una cierta incomodidad son las claves para aumentar nuestra asertividad. En ocasiones, podremos percibir que tenemos verdaderos problemas en este sentido, es entonces cuando es recomendable consultar con un profesional Los psicólogos son expertos en identificar estas dificultades y diseñar estrategias ajustadas cada persona.

 

Paloma Suárez Valero
Alicia Martín Pérez.

www.psicologosaranjuez.com

  • Sal – Beneficiosa en cantidades controladas

    La sal es usada como condimento en comidas para otorgarlas un gusto específico desde hace …
  • Antojos de comida

    Los antojos de comida es una forma de que tu cuerpo te diga que necesitas unos elementos p…
  • Alergias

    Las alergias son algo muy común que, o bien padeces tú mismo, o bien conoces a alguien que…
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Sal – Beneficiosa en cantidades controladas

    La sal es usada como condimento en comidas para otorgarlas un gusto específico desde hace …
  • Antojos de comida

    Los antojos de comida es una forma de que tu cuerpo te diga que necesitas unos elementos p…
  • Alergias

    Las alergias son algo muy común que, o bien padeces tú mismo, o bien conoces a alguien que…
Cargue Más Por admin
  • Motivación para aprender

    En todo lo que tenga que ver con el aprendizaje (contexto académico, deportes, aficiones, …
  • Miedo patológico a estar enfermo

    La salud es uno de los nuestros principales temas de preocupación. Estaremos de acuerdo en…
  • ¿Quién soy? Cuestión de identidad

    No tenemos tiempo para pensar. Funcionamos como robots, por inercia. Así nos sentimos capa…
Cargue Más En PSICOLOGÍA
Comentarios cerrados

Mira además

Sal – Beneficiosa en cantidades controladas

La sal es usada como condimento en comidas para otorgarlas un gusto específico desde hace …