Inicio Artículos ADICCIONES SIN DROGAS

ADICCIONES SIN DROGAS

5 minuto leer
Comentarios desactivados en ADICCIONES SIN DROGAS
0
9

Cuando hablamos de adicciones lo asociamos fácilmente al consumo de sustancias tóxicas tanto legales, como pueden ser algunos fármacos, el tabaco o el alcohol, como ilegales. Pero desde hace algunos años empiezan a identificarse otro tipo de conductas adictivas que no con llevan el consumo de sustancia alguna.

Tal vez, se está dando relevancia en este sentido al uso desmesurado de los medios tecnológicos, como puede ser pasar mucho tiempo conectado a Internet, los juegos en el ordenador, el uso del móvil y la incapacidad de separarnos de él, entre otras, pero son muchas las conductas que pueden convertirse en adictivas, como el juego, el sexo, las compras o el comer.

Cualquier conducta placentera tiende a repetirse y puede convertirse en un comportamiento adictivo. Es importante establecer que para poder hablar de adicción han de cumplirse, al menos cuatro requisitos:

1. Pérdida de control: la conducta placentera tiende a repetirse, disminuyéndose progresivamente la capacidad de elección. Aunque la persona, o su entorno, perciba que dedica un tiempo inadecuado (por cantidad o por resultar inoportuno), no puede evitar llevarla a cabo.
2. Fuerte dependencia psicológica: se experimenta un deseo intenso por realizar esa actividad, se generan unas altas expectativas de bienestar y la mente está continuamente ocupada en pensamientos relacionados con la misma.
3. Pérdida de interés por otras actividades gratificantes que son poco a poco sustituidas por la adicción. Habitualmente hay una negación de este cambio en los hábitos.
4. Interferencia grave en la vida cotidiana: se dejan de lado intereses, relaciones personales, y pueden suponer pérdidas económicas significativas, problemas laborales, escolares y familiares.

Al inicio, lo que mantiene la conducta es el efecto placentero que produce, pero cuando va evolucionando aparece la necesidad de reducir el malestar que genera el no poder acceder a aquello que se ha convertido en adictivo, dándose, como en las toxico manías, el síndrome de abstinencia, que se caracteriza por:

· Impulso en forma de deseo intenso.
· Tensión creciente hasta la ejecución de la conducta.
· Desaparición temporal de la tensión.
· Vuelta gradual del impulso.

Se establece así un círculo vicioso que acaba siendo dañino. Como dice el profesor Enrique Echeburúa: ”Todas las adicciones acaban por minar la vida de quienes la sufren y de los que los Rodean”.

Cuando la persona es capaz de identificar que algún comporta-miento comienza a interferir en su vida puede poner en marcha mecanismos de control que le ayuden a regularse, pero cuando el problema está instalado es muy difícil resolverlo por uno mismo.

La intervenciones dirigidas a superar las adicciones se inician con un análisis exhaustivo de los patrones emocionales, mentales y conductuales que presenta la persona y consisten fundamentalmente en el aprendizaje de estrategias que permitan establecer un control adecuado de los impulsos y de la ansiedad, la resolución de conflicto persona-les, la ampliación de actividades positivas, la reorganización del estilo de vida, el tratamiento de otros problemas que pueden llevar asociados y la prevención de recaídas.

 

Alicia Martín Pérez
Psicóloga Clínica
www.psicologosaranjuez.com

Cargue Artículos Más Relacionados
  • Sombrica

    Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…
  • Mueve el coco. Sombrilla para refrescos

      Necesitas: •Cartulina •Tijeras •Pegamento •Palitos de madera Cómo hacer: Marca con …
  • El pensamiento, llave a la felicidad

    Cómo interpretamos lo que pasa y lo que nos ocurre tiene un impacto muy potente sobre nues…
Cargue Más Por admin
Cargue Más En Artículos
Comentarios cerrados

Mira además

Sombrica

Esta aplicación te va a venir genial para estos meses en los que tienes que aparcar el coc…