¿Me perdonas? Enseñar a pedir perdón

¿Me perdonas? Enseñar a pedir perdón

499
Compartir

Es realmente importante que los niños aprendan a disculparse cuando hacen algo mal. Esto es una de las enseñanzas morales más importantes. Y no solo por disculparse, también por identificar el daño que se puede hacer a terceros. Por eso os mostramos cómo enseñar a los niños a pedir perdón, pues puede ser una tarea un tanto compleja a simple vista.

Al pedir perdón nos ponemos en la situación de los demás. Un niño menor de 5 años no comprenderá muy bien que significa pedir perdón pues no llegan a comprender que han cometido un error. Por eso es importante ponerles límites y que vean qué cosas pueden y qué cosas no pueden hacer. Cuando cumplen dos añitos, podremos empezar a enseñarles a pedir perdón, es muy importante que entienda que pide perdón debido a que ha hecho daño a otra persona. No podemos permitir que lo repitan simplemente por repetir.

Para enseñar a un niño a pedir perdón, es importante que identifiquen las consecuencias de sus actos. Si han pegado a otro niño, tenemos que decirle lo que ha hecho con sus actos “has hecho llorar a ese niño”, y automáticamente sabrá que su comportamiento no ha sido correcto. Así, ese “lo siento” tendrá un significado para él.

Para que tome conciencia de lo que hace mal, podemos enseñarles también a enmendar los errores. Por ejemplo, si han roto el juguete de otro niño, un “lo siento” es adecuado, pero además si animamos a nuestro hijo a dejarle sus juguetes a ese niño, será una mejor forma de enseñarle a pedir perdón.

Los padres juegan un papel muy importante. Así que, entre nosotros deberemos pedirnos perdón delante del niño si hemos hecho algo mal. Además, si has reñido al niño sin motivo o si nos hemos equivocado a la hora de culparlo por algo, tendremos también la obligación de pedirle perdón, pues es la mejor forma de que ellos identifiquen que un lo siento puede aliviar a la otra persona.

Parece obvio que para enseñar a los niños a pedir perdón, hay que enseñarles a identificar los sentimientos. Hablarles de cómo se sentirían si les hicieran lo mismo que el acaban de hacer.

Pero hay veces que el orgullo se impone, y ante esta situación podemos ayudarle pidiendo perdón con el. De esta forma no se sentirá solo.

Además, es importante elogiarle cuando pide perdón, haciendo hincapié en lo bien que se siente una persona cuando pide per-dón.

Y por último, es muy importante no insistirles, puedes animarlo a pedir perdón, pero si lo obligas, seguramente intentarán evitar pedir perdón a partir de ese momento, sintiendo que esa opción es tan sólo una obligación y no un deber moral para con los demás.

No hay comentarios