Lo que ocurre en la cena de Navidad… ¿Se queda en la...

Lo que ocurre en la cena de Navidad… ¿Se queda en la cena de Navidad?

66
Compartir

Durante este mes la mayoría de empresas celebran las tradicionales comidas o cenas de Navidad. El alcohol campa a sus anchas y sin darnos cuenta, podemos acabar haciendo algo de lo que nos arrepentiremos muy, muy pronto.

Estas comidas no dejan de ser parte de nuestro trabajo, es una manera diferente de relacionarnos con nuestros compañeros de trabajo, pero recuerda que los jefes también se encuentran presentes. Así que, si no quieres llevarte un disgusto sigue unas sencillas normas.

No bebas demasiado: bajo ningún concepto te debes emborrachar. Ya sabemos que casi todos lo hacen, pero nunca sabes si puedes hablar más de la cuenta y meter la pata, y borracho es mucho más fácil que lo hagas, come con agua o refrescos y después podrás tomarte un par de copas pero no más.

No bailes de forma inapropiada: “ningún bailecito sensual”, puede ser mal interpretado por algunas personas, pueden sentirse incomodas, acosadas, o tomárselo como una declaración, ten cuidado.

No vayas en coche: o por lo menos no conduzcas si vas a beber algo de alcohol, es muy fácil dar positivo en un control de alcoholemia. Si encima te ofreciste de conductor para llevar a algún compañero a su casa el marrón puede ser muy incómodo y recordado en el curro. Volver en taxi, además podéis compartirle y os saldrá más baratillo.

No ligues con tus compañeros: puedes ser la comidilla de los comentarios hasta agosto. No le tires los trastos a nadie en la cena de empresa. Si te gusta un compañero/a llévalo a un lugar en el que no te vea el resto.

Evita ciertas conversaciones: sobre todo, críticas a jefes, hay mucha gente y no sabes quién puede estar escuchando, tu mala opinión sobre el jefe de personal puede llegar a sus oídos mucho más rápido de lo que crees. Evita conversaciones sobre política y religión y no te pases con los chistes (racistas y/o denigrantes).

No hay comentarios